¿Qué hacemos?

La Equitación como Terapia  consiste en la aplicación de diversas técnicas terapéuticas orientadas al tratamiento de personas con discapacidad, en las que el elemento central es el caballo (Agente Terapéutico) y tiene como objetivo principal  mejorar la autonomía de los pacientes y favorecer su integración social.

Está recomendada para personas con discapacidad psíquica, física y/o sensorial, personas con trastornos psicológicos, del lenguaje o del aprendizaje y personas con problemas de marginación o inadaptación social.

 Según el grado y tipo de discapacidad el tratamiento es distinto:

  • Hipoterapia: consiste en aprovechar los principios terapéuticos del caballo para tratar a personas con discapacidades muy severas. Se basa en aspectos como la transmisión de calor corporal del cuerpo del caballo al paciente, la transmisión de impulsos rítmicos y el movimiento tridimensional.

Se diferencias dos tipos:

1. Hipoterapia pasiva: si el paciente no tiene control de su propio tronco, el terapeuta trabaja con el paciente sobre el caballo.

2. Hipoterapia activa: cuando el paciente sí presenta un control postural correcto, monta él solo en el caballo y el equinoterapeuta dirige la sesión “pie a tierra”.

  • Equitación terapéutica: Conjuntos de actividades ecuestres dirigidas a personas con discapacidad, enfermedad o inadaptación, que sí pueden ejercer una acción sobre el caballo, bien en la preparación o en la conducción de su montura.
    El paciente tiene el control de la montura y la terapia es dirigida por el experto situado “pie a tierra”.

  • Equitación adaptada: está dirigida a aquellas personas que practican la equitación como una opción lúdica o deportiva, pero que por su minusvalía, precisan adaptaciones especiales para realizar la monta. Es necesaria la supervisión de profesionales especializados en ambos campos – tanto en las técnicas de la equitación, como en el mundo de la discapacidad- que proporcionarán al jinete las ayudas necesarias en cada caso concreto.

  • Volteo terapéutico: disciplina ecuestre que consiste en hacer ejercicios de gimnasia sobre el dorso del caballo. Se monta solo con una manta y un cinchuelo con asas.

  • Equinoterapia social: disciplina que se aprovecha de la relación afectiva que se genera entre el paciente y su caballo. Esta disciplina ayuda a personas con problemas de adaptación social a superar sus conflictos y procurar una integración normalizada en la sociedad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s